Archivo de la etiqueta: Times Square

El Bubba Gump de Times Square

Quien no haya visto Forrest Gump debería verla.

En primer lugar, porque es ya un clásico del cine de los noventa. En segundo lugar, porque es una peli muy entretenida, con momentos de esos que se quedan grabados en la cabeza de uno casi como si fueran recuerdos propios, y esto no pasa con cualquier película.

Esta peli ha dejado imágenes, frases y personajes míticos. Uno de ellos es Benjamin Buford, el famoso Bubba, el “muy mejor amigo” de Forrest Gump. Para aquellos que no lo recuerden, ahí va una selección que he encontrado en youtube con algunos de los mejores momentos de este personaje que vivía obsesionado con el negocio de las gambas…

Quien le iba a decir a Bubba que su sueño iba a hacerse realidad…

Bubba Gump

Decoración del restaurante Bubba Gump de Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

En 1996, dos años después del estreno de la peli, Viacom, su distribuidora, decidió abrir el Bubba Gump Shrimp Co. en Monterey, California. Hoy, es tan solo uno de más de una treintena de restaurante que, con este nombre, homenajean a dos de los protagonistas de esta película, a Gump y a su “muy mejor amigo”

Bubba Gump

A la izquirda la pala de ping-pong con la carta de bebidas, en el centro el cartelito para llamar al camarero, restaurante Bubba Gump de Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

 Bubba, por todo el mundo. La mayoría de los restaurantes están en Estados Unidos, yo tuve la suerte de estar en el de Times Square, en Nueva York y os aseguro que merece la pena. Es una frikada, sí… ¡pero es que, además, la comida está riquísima! Claro, te tienen que gustar las gambas 😉

En cuanto cruzas la puerta te adentras de lleno en el mundo que recrea la película.

Bubba Gump

Fritura de gambas, Bubba Gump, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Las paredes están llenas de fotos del rodaje, ropa que usaron los actores, atrezzo, etc. En las mesas está cuidado hasta el último detalle. La carta está escrita sobre una pala de ping-pong y para llamar al camarero no vale con pegarle una voz, hay un cartelito que dice: “Run Forrest, run” o “Stop Forrest, stop”. Tú eliges, si quieres que el camarero se pare el de Stop si no necesitas nada… pues a correr Forrest. En fin… está curioso. Por cierto, los camareros son de lo más amable.

Bubba Gump

Gambas sin más... ¡qué ricas! en el Bubba Gump de Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

En cuanto a la comida pues sí, basicamente todo son platos con gambas, aunque también tienen otros mariscos y pescados. Lo que nosotros pedimos estaba buenísimo. Muy pero que muy rico. No recuerdo los nombres de los platos…  ¡pero viendo las fotos os podréis hacer una idea de lo bueno que estaba todo!

Bubba Gump

Plato con gambas y verduras, Bubba Gump, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

También están buenísimos los cóckteles. Son un poco caros pero, si pides uno, luego te regalan un vaso de recuerdo con el nombre del restaurante. Porque, como no, pegadita al restaurante hay una tienda con todo el merchandising que os podáis imaginar: camisetas, pantalones, gorras, llaveros, pelotas de ping-pong, peluches… ¡un paraiso para los fanáticos de la peli la verdad!

Más info:

http://www.bubbagump.com/

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Nueva York, Restaurantes

Times Square: no sólo luces

Es uno de los lugares más conocidos de Nueva York. Es un escenario en vivo, un decorado que alberga, cada día, a miles de personas que, sin saberlo, se convierten en actores y actrices de una película que nunca se acaba.

Times Square al atardecer, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Times Square al atardecer, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Uno se va acercando a la esquina de Broadway con la 7ª y, poco a poco, va siendo imposible dejar de mirar a un lado y a otro. Estás ahí pero no te lo acabas de creer. Hay letreros luminosos por todas partes, grandes carteles de musicales, una pantalla gigante desde la que retransmiten las últimas noticias del día, tiendas, tiendas… y más tiendas. ¡Compra, compra, compra! No lees esto por ninguna parte pero es lo que uno siente cuando pasea por estas calles. Tanto color, tanta luz, tanta magnificencia parecen estar gritándote constantemente que si no compras no eres nadie en este mundo.

Grandes carteles de los músicales que pueden verse en Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Grandes carteles de los músicales que pueden verse en Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Times Square es, estéticamente, un marco atractivo. Filosóficamente, es un cuadro de la sociedad en la que vivimos, un reflejo real del capitalismo más voraz. Es una invitación imperativa al consumismo. Aquí encontramos tiendas de todo tipo y, la verdad, no entrar se convierte casi en un delito.

Casa de Barbie en el interior de la tienda Toys 'R' Us en Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Casa de Barbie en el interior de la tienda Toys 'R' Us en Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Un Toys ‘R’ us gigante, con una noria y una gran casa de Barbie en su interior, entre otras muchas cosas, deja atónitos a niños y a mayores. ¡Una noria! ¡sí! dentro de la tienda, increible pero cierto. La perdición de los Reyes Magos… aquí hay juguetes de todo tipo.

Los amantes del chocolate no pueden dejar de entrar

Interior de la tienda M&M's World en Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Interior de la tienda M&M's World en Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

 en M&M’s World. En este establecimiento, las bolitas de chocolate rellenas de cacahuete cobran vida en todo tipo de merchandising. Camisetas, pijamas, peluches, llaveros, lápices, carteras, mochilas… ¡de todo! Y, además, M&M’s de todos los colores y sabores.

También en Times Square encontramos la tienda del Planet Hollywood, del Hard Rock Café, de la MTV… La Virgin, por lo visto, cerró el pasado mes de abril, la venta de música en formato CD no ha resistido ni siquiera en la meca del capitalismo por excelencia. La crisis ha dejado vacía esta famosa tienda que, a día de hoy, tan sólo mantiene con vida su letrero luminoso exterior.

Times Square repleta de gente a plena luz del día, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Times Square repleta de gente a plena luz del día, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Que más, que más… una tienda que comparte espacio con el restaurante Bubba Gump Shrimp Co. ( a éste le dedicaré un post otro día, ¡se lo merece!) En ella se puede encontrar todo tipo de merchandising relacionado con la peli Forrest Gump: camisetas, gorras, llaveros, tazas, bolígrafos, gambas de peluche, en fin… de todo.

Pantallas de Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Pantallas de Times Square, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Pero Times Square puede ser algo más que tiendas y tiendas y luces y luces… Times Square es ¡gente! Gente por todas partes y a todas horas. Da igual la hora a la que vayas, siempre está lleno de turistas y no turistas. Los primeros, con la camara de fotos en una mano y la otra llena de bolsas. Los segundos, sorteando a los primeros a toda prisa, como no, con un café en la mano.

Los que quieran disfrutar de este punto de Nueva York sin moverse de casa lo tienen fácil, en la siguiente web se puede acceder a un cámara que muestra la imagen en directo de Times Square.

http://www.earthcam.com/usa/newyork/timessquare/ 

¡Times Square en directo!

3 comentarios

Archivado bajo Nueva York

Chelsea Star Hotel

En Nueva York es muy común que te alquilen apartamentos por días o semanas. Es una opción más para los turistas que visitan la ciudad. También hay hoteles y hostales que cuentan con suites especiales equipadas con una pequeña cocina y varias camas king size. El Chelsea Star Hotel es uno de estos hoteles.

Chelsea Star Hotel en Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

Chelsea Star Hotel en Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

Lo encontramos buscando por internet. No teníamos referencia alguna, tan sólo las opiniones de la gente en los foros. Como casi siempre, había opiniones para todos los gustos. Eso sí, todo el mundo resaltaba la perfecta situación del hotel. Entre los incovenientes citados, que si olía mal, que si el baño era compartido…

El caso es que este hotel es en realidad un “hostel”, un pequeño hostal que ofrece de todo un poco. Habitaciones compartidas y habitaciones privadas, baños compartidos y baños privados y una serie de habitaciones especiales denominadas suites. Nosotros nos decantamos por estas últimas. En la web tenían buena pinta. Contaban con baño privado, un pequeña cocina con nevera, microondas, fregadero, una mesa… y tres grandes camas tamaño gigane. Eso sí, en plan Gran Hermano, todo ello en un espacio único.

Recepción del Chelsea Star Hotel, Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

Recepción del Chelsea Star Hotel, Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

La realidad rara vez es mejor de lo que te venden en las fotos de la web y esta vez no fue una excepción. Salimos de la estación de Penn Station, bajamos la octava avenida y, en pocos minutos, llegamos a la esquina con la 30 (la calle 30). Allí estaba el cartel del hotel… pero aquello no parecía una fachada de hotel… dudamos… después de dar unas vueltas confirmamos que sí, que aquello tenía que ser el hotel. El edificio es bastante cutrillo por fuera, parece un edificio de viviendas, con sus escaleras de incedios y todo eso. Accedemos al interior y llegamos a la recepción. Estamos en el típico “hostel” cutrillo pero con una decoración colorida y un ambiente amable y cercano. Al lado de la recepción hay un pequeño patio con mesas y sillas para los fumadores. Por supuesto, está prohibido fumar en las habitaciones, ¡estamos en Estados Unidos!

Patio del Chelsea Star Hotel, Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

Patio del Chelsea Star Hotel, Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

Nuestra suite se encuentra en el edificio de al lado. Accedemos, está en el piso bajo. La entrada es cutre, seguimos, abrimos la puera… bueno, la suite no está mal, pero digamos que en la foto de la web parecía mucho más lujosa y aquí ¡el lujo brilla por su ausencia! Las vistas dan a un patio, poca luz, es un bajo. Nuestro consuelo, sólo vamos a estar allí para ducharnos y dormir. El suelo está un poco sucio, el concepto de escoba no existe en este hostal-hotel… Por lo demás, no hay quejas. Las camas muy bien, grandes y cómodas. El baño… ¡uy, del baño mejor no hablamos! En general bien y, si por cualquier motivo ocurre algo inesperado… no os preocupéis, llamáis a recepción y todo arreglado. 😉

Zona de la cocina de la suite del Chelsea Star Hotel / Foto: Ana B. González Carballal

Zona de la cocina de la suite del Chelsea Star Hotel / Foto: Ana B. González Carballal

En la zona de la cocina hay nevera, fregadero y microondas, no hay cocina, de cocinar me refiero. Pero lo importante es la nevera, tener algo fresquito para beber por la noche. El resto del día lo pasas fuera, ¡estás en Nueva York! ¡Al apartamento sólo se va a dormir!

Bromas aparte, el Chelsea Star Hotel no está mal si vas allí únicamente a dormir. La situación como decían en los foros es buenísisma. Al lado del Madison Square Garden, de Penn Station, a pocos minutos de Times Square, del Empire State Building, del Macy`s, del Manhattan Mall…

Suite del Chelsea Star Hotel, Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

Suite del Chelsea Star Hotel, Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

Para los adictos a internet el hotel cuenta con una pequeña sala en la que hay tres ordenadores en los que te puedes conectar. El precio, un mínimo de 2 dólares por 20 minutos. En esta misma sala hay lavadora, microondas y una máquina de café y té. También hay una impresora, muy cómoda si necesitas imprimir billetes de avión o cualquier otro documento.

Baño de la suite del Chelsea Star Hotel, Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

Baño de la suite del Chelsea Star Hotel, Manhattan / Foto: Ana B. González Carballal

En los alrededores del hotel hay varias cervecerías irlandesas, varios Deli`s ( pequeños supermercados con comida recien hecha para llevar), un restaurante Thailandés, un Subway (recomendables los bocatas de Sweet onion teriyaki) y hasta un Bikini Bar, esto es un bar en el que las camareras te atienden en bikini, curioso… Por cierto, si queréis llamar por teléfono os recomiendo los del hotel. En la calle de al lado hay varias cabinas pero… su estado es bastante lamentable y el olor insoportable.

En resumen, Chelsea Star Hotel sí, si no buscas lujos y buscas algo cómodo, céntrico y medianamente limpio para dormir y descansar. Chelsea Star Hotel no, si lo que buscas es disfrutar a fondo de las instalaciones del hotel, de tu habitación y de tu baño pasando es estos espacios mucho tiempo.

http://starhotelny.com/index.php Web del Chelsea Star Hotel

3 comentarios

Archivado bajo Nueva York