Archivo de la etiqueta: skyline

En velero por Nueva York

Ya he hablado en más de una ocasión del New York Pass. Es una especie de tarjeta turística que te permite entrar a un montón de atracciones sin tener que hacer cola y sin tener que pagar la entrada. No es que puedas entrar gratis a los sitios… es una especie de tarifa plana turística que va por días. Pagas una determinada cantidad en función de los días que vayas a estar en la ciudad y, durante ese tiempo, puedes acceder a una serie de lugares señalados en un librito que te dan en cuanto recoges la tarjeta.

Clipper City-Tall Ship Cruise

Izando las velas del barco velero del Clipper City-Tall Ship Cruise, en Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

La verdad es que nosotros cuando fuimos a Nueva York nos la sacamos y nos fue genial. Se puede comprar por internet y se recoge en el Planet Hollywood de Times Square. Allí te dan una especie de miniguía con las atracciones y lugares que puedes visitar, los horarios, precios, etc. Una semana con el New York Pass nos salió, a cada uno, por 155$, unos 100 euros. Y compensa porque la entrada a cualquiera de los edificios típicos, museos o la visita a la Estatua de la Libertad ya cuesta mínimo 20$. Además, la ventaja es que, en muchos de los lugares turísticos, ¡te puedes ahorrar el hacer cola!

Vista Nueva York

Vistas del skyline de Nueva York desde el velero del Clipper City-Tall Ship Cruise / Foto: Ana B. González Carballal

El New York Pass te permite visitar lo imprescindible de la ciudad sin preocuparte del dinero que llevas en cada momento. Pero, lo mejor, es que te puedes permitir visitas que, de otra manera, seguro no te permitirías. Por ejemplo, visitar la ciudad en bici o navegar en un barco velero al atardecer. De la primera, ya os he hablado en otro post… hoy, os animaré a que os subáis al Clipper City–Tall Ship Cruise. Su coste normal es de 39$, seguramente lo desecharíais porque es un poco caro. Pues bien, con el New York Pass os sale “gratis” y os aseguro que es muy recomendable, eso sí, hay que ir bien abrigado, en cuanto se pone el sol, ¡te congelas!

Vistas Nueva York

Vista de la Estatua de la Libertad desde el barco velero del Clipper City-Tall Ship Curise, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Se trata de un recorrido de más de una hora en un barco velero desde el que podréis disfrutar de unas vistas increibles. Lo ideal es hacerlo al atardecer, para ver la puesta de sol. El barco se coge en el famoso Pier 17, South Street Seaport, en Fulton Street. Esto queda por la zona sur de Manhattan, en el puerto

Vistas NY

Vistas desde el velero del Clipper City-Tall Ship Cruise, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

 sur. Desde aquí se parte en un precioso barco de madera, ¡hay que ayudar a levantar las velas y todo! Una vez se pone en marcha, ya sólo queda disfrutar de las vistas. El recorrido permite ver el skyline de Manhattan, la Estatuda de la Libertad, el puente de Brooklyn… y todo mientras se escucha de fondo el sonido del mar… Es muy agradable, lo único malo, el frío… nosotros fuimos en septiembre y echamos de menos una chaquetilla, pero el paseo en barco merece muchísimo la pena.

Más información:

Sobre el New York Pass: http://www.newyorkpass.com/index.asp

Sobre el Clipper City-Tall Ship Cruises: http://www.newyorkpass.com/ny-clipper-city.asp

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Nueva York

Top of the Rock: las mejores vistas

Te subes a un avión, dejas que pasen casi 9 horas y, de pronto, aterrizas al otro lado del Atlántico. A pesar del tiempo del viaje, cuesta hacerse a la idea de que te encuentras en otro continente, a 6.000 kilómetros de casa. Tardas mucho, pero es poco más de lo que te lleva ir en autobús desde Madrid hasta Coruña, Cádiz o Barcelona, por poner un ejemplo. En ese mismo tiempo dejas atrás muchos más kilómetros y al cerebro le cuesta asimilarlo, al menos al mío.

Edificio Rockefeller Center en Manhattan, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Edificio Rockefeller Center en Manhattan, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Es por este motivo que, hasta que no llevaba unas 24 horas en Manhattan, no fui realmente consciente de que estaba allí, en Nueva York. Aterrizas, llegas al hotel, das los primeros paseos por la ciudad, miras aquí y allá pero… no te lo acabas de creer. Hay taxis amarillos, sí… estoy en Nueva York. ¡Anda mira, banderas yanquis!, sí… estoy en Estados Unidos… ¡Uy, qué altos son aquí los edificios!sí… estoy en Manhattan… pero, la verdad, yo no “aterricé” en Nueva York hasta que tuve una visión glogal del lugar en el que me encontraba. No me creí que estaba allí hasta que subí a lo alto del Top of the Rock y abrí los ojos.

Se construyó entre 1929 y 1940. Es uno de los edificios más famosos de la ciudad. Es el Rockefeller Center, algo más que un rascacielos. Sus impulsores, los magnates del petroleo John D. Rockefeller y, posteriormente, su hijo, querían construir un gran edifiico que se convirtiese en un gran centro comercial y de ocio. Se puede decir que lo consiguieron.

El Radio City Music Hall en el Rockefeller Center, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

El Radio City Music Hall en el Rockefeller Center, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Hoy en día, este edificio engloba un poco de todo. Aquí se encuentran los estudios de televisión de la NBC, también el famoso teatro Radio City Music Hall. En invierno, el edificio alberga la pista de hielo que tanto hemos visto en las películas que tienen como escenario Nueva York. Además, el Rockefeller Center también es muy conocido por la gente de todo el mundo porque aquí, en este edificio, es donde se coloca el gran árbol de Navidad que da la bienvenida a esta época del año.

Vista de Central Park desde el Top of the Rock, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Vista de Central Park desde el Top of the Rock, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

El Top of the Rock no es más que la parte alta de este edificio. A los turistas se nos permite subir a la planta 70 y, una vez allí, se puede acceder a tres miradores distintos. Los dos primeros tienen mamparas de cristal pero el último, el más alto de todos, no y, este punto, se convierte en el mejor lugar para hacer fotos.

Vista del Empire State desde el Top of the Rock, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Vista del Empire State desde el Top of the Rock, Nueva York / Foto: Ana B. González Carballal

Aquí, en la planta 70 del Top of the Rock las vistas son impresionantes. Es fácil describir lo que uno ve pero cuesta encontrar palabras para describir lo que uno siente aquí arriba. Yo, en este punto, fue donde sentí y asimilé que estaba allí, en Manhattan, en Nueva York. Abres los ojos y, en un golpe de vista, lo ves todo. Al norte, Central Park rodeado de edificios por ambos lados… al el sur, el Empire State se alza entre multitud de rascacielos que se extienden hasta la zona de Wall Street, al sur de la isla. A los lados, los dos ríos que rodean la isla, el Houdson y el East River. En el cielo, por todas partes, decenas de aviones sobrevuelan la ciudad.

La única recomendación que os hago desde aquí es que si tenéis la oportundiad de visitar estos miradores no la desaprovechéis, merece muchísimo la pena. Haced todas las fotos que queráis pero no dejéis de disfrutar de la vista… dejando la cámara a un lado.

Más información aquí:

http://www.topoftherocknyc.com/welcome/default.aspx

1 comentario

Archivado bajo Nueva York