¡Sólo mirar, no agobiar!

Me temo que esta frase, que todo el que vaya a Egipto algún día se hartará de escuchar, no es en absoluto cierta. No te creas que vas a poder “sólo mirar” en los puestos que te encuentres tanto en El Cairo como en cualquier otro punto del país. Ellos te animarán a acercarte con estas palabras mágicas y tú, al principio, pensarás que va en serio pero… nada más lejos de la realidad. No tardarán ni dos segundos en comenzar con el juego del regateo.

Mercado Khan el Khalili, El Cairo / Foto: Dácil Jiménez

Mercado Khan el Khalili, El Cairo / Foto: Dácil Jiménez

De hecho, si pretendes volver de Egipto con algún recuerdo tangible en tus manos lo mejor es que te quede clara esta máxima: regateo, luego existo. Si Descartes se pasase por el Egipto actual, como turista, claro, sin duda, vincularía la existencia con esta curiosa técnica de marketing callejero. Allí, si no regateas no te quedará más remedio que pagar una cantidad desorbitada o irte con las manos vacías del país. Si no lo haces no existes, no eres, no estás. De hecho, da igual que seas vergonzoso o que no disfrutes con esta práctica, debes dejarte llevar, de nada vale intentar evitarlo porque el acoso es constante.

Una vez asumes esta situación tienes dos opciones, una, tomártela con buen humor, dos, tomartela con mal humor. Optes por una o por otra, el proceso puede llegar a ser agobiante. Tener que lidiar con tanto vendedor ansioso por desprenderse de sus bienes es una tarea que requiere de mucha paciencia, empeño y dotes de negociación. Yo recomiendo optar por la primera opción. El buen humor siempre ayuda.

Lámparas en un puesto de Khan el Khalili, El Cairo / Foto: Dácil Jiménez

Lámparas en un puesto de Khan el Khalili, El Cairo / Foto: Dácil Jiménez

Uno de los lugares donde podrás poner en práctica esta técnica, quieras o no, es el famoso bazar Khan el Khalili, en El Cairo. Aquí podrás encontrar prácticamente de todo. Desde los típicos souvenirs,  hasta una colección interminable de coloridas especias, shishas de todos los tamaños, instrumentos musicales, artesanía, lámparas…

Curioso cartel en una tienda del barrio Copto, El Cairo / Foto: Dácil Jiménez

Curioso cartel en una tienda del barrio Copto, El Cairo / Foto: Dácil Jiménez

Yo sólo hago una recomendación, si estás realmente interesado en lo que ves o te ofrecen párate y comienza el regateo, si no, haz que tu NO sea lo más claro posible. No temas ser un maleducado, ¡te vas a hartar de repetir esta palabra, y más vale que la digas con firmeza y seguridad!

Otro curioso cartel en el barrrio Copto, El Cairo / Foto: Ana B. González Carballal

Otro curioso cartel en el barrrio Copto, El Cairo / Foto: Ana B. González Carballal

Sólo para comprarte agua hay un precio estipulado y te puedes librar del regateo. Además, en estos sitios de venta de refrescos y tentempiés puedes encontrarte con carteles muy graciosos dirigidos precisamente a los españoles.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Egipto

Una respuesta a “¡Sólo mirar, no agobiar!

  1. superbala

    Con el regateo hace falta un periodo de adaptación: lso primeros días te agobias, te enfadas, te saturas… Luego, puede resultar incluso divertido.
    beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s